El Examen de Candidatura no se matricula y no tiene un cronograma definido.

En el momento que el estudiante cumple con los requisitos y tiene el Examen listo, procede a solicitar se proceda a su defensa, en cualquier momento del año (salvo periodos de receso oficial) y sin tomar en cuenta los ciclos lectivos.

Para ello deberá haber pagado de antemano los derechos de Examen de Candidatura en la Oficina de Administración Financiera. Además, deberá adjuntar a su solicitud una carta firmada por los integrantes de su Comité Asesor de Tesis, indicando que están de acuerdo con que se proceda a la defensa del Examen.

El Examen debe ser fruto exclusivo del estudiante. El tutor se debe limitar a comentarle al estudiante si encuentra que su propuesta es razonable y está bien escrita, en cuyo caso se procede a solicitar su defensa.

Si el tutor juzga que el tema no es razonable o que su propuesta no está bien escrita, el estudiante debe proceder a realizar las correcciones del caso.

Es importante recalcar que el proyecto a presentar no debe tener conexión directa con el tema de tesis, pero sí puede ser en el campo particular de desarrollo de su investigación.
El tema es propiedad del estudiante, y como tal, puede ser sujeto a protección del derecho intelectual.